Ralph se toma en serio y rompe Internet

critica a la pelicula ralph rompe internet

Seis años después del estreno de su predecesora, Ralph rompe Internet llega para sumergirnos en la nube y seguir sorprendiendo al espectador.

Ralph ha vuelto

En Navidad del 2012 llegó a las pantallas de todo el mundo Rompe Ralph, la historia de un personaje de juegos arcade de buen corazón, pero destinado a ser el villano de su pantalla. Un ser incomprendido que tras visitar diferentes mundos terminaba en Sugar Rush, un universo de caramelos y azúcar donde le deparaban numerosas aventuras junto a la icónica Vanellope. Tras su estreno, la película se convirtió en un éxito de taquilla, abriendo puertas para nuevas líneas narrativas que eclosionan en una segunda entrega estrenada la pasada semana bajo el nombre de Ralph rompe Internet.

Tal y como promete el título, esta secuela nos conduce a un mundo donde marcas como Amazon, Google o Facebook conviven con otros sitios web que reconcilian al espectador con el panorama 2.0 en el que vivimos inmersos hoy día. Un nuevo mundo al que Ralph y Vanellopellegan en busca de una pieza esencial para el funcionamiento de Sugar Rush, si bien su aventura dependerá de la acción de los ciudanets, ciudadanos de un universo de Internet en el que nada es lo que parece.

Dirigida por Rich Moore y Phil Johnston, Ralph rompe Internet se convierte, junto con la secuela de Mary Poppins, en la propuesta estrella de Disney para las Navidades. Un objetivo cumplido a juzgar por las notables cifras de recaudación durante su primer fin de semana en Estados Unidos, sus 10 nominaciones a los prestigiosos premios Annie o su nominación al Globo de Oro a Mejor Película de Animación.

Relacionado:   Las mejores películas disponibles en HBO

Romper rompe Internet (y corazones)

La primera entrega de Ralph abría numerosas puertas a un universo propio en el que los juegos de arcade eran tan solo el aperitivo. Una virtud que Disney ha sabido aprovechar en plena fiebre de Internet, ecommerce y redes sociales regalando un producto que si bien recrea a la perfección la cultura popular del 2018 también reserva dosis de nostalgia, humor y entretenimiento por partes iguales.

De hecho, a lo largo de la cinta podemos ver a las famosas princesas Disney en versión 3D, tan solo uno de los muchos guiños que la casa del ratón Mickey ha creado a fin de rentabilizar sus propios productos y hacer de su proyecto una apuesta más grande y vertiginosa.

Y es que en Ralph rompe Internet se aprovechan los atributos de la primera entrega para duplicarlos y, a su vez, tratar de reinventar una historia que tampoco llega a tomarse a sí misma en serio en ningún momento, lo cual la convierte en una producción aún más disfrutable.

Si estás buscando la película perfecta tanto para ti como para los más pequeños de la casa, Ralph rompe Internet se convierte en una de las mejores opciones, especialmente porque los niños disfrutarán de Vanellope, las princesas y los monigotes redonditos mientras tú quedas clavado a la butaca listo para iniciar un viaje por ese mundo infinito que, de seguro, promete más historias para una siguiente secuela.

¿Cuál es tu crítica de Ralph rompe Internet?