La casa de las flores: 6 motivos para ver la comedia del verano

El pasado 10 de agosto se estrenaba en Netflix la serie mexicana La casa de las flores, la apuesta del mexicano Manolo Caro por la reinvención del culebrón que ya ha cautivado a miles de espectadores. Y estos 6 motivos lo confirman.

Una trama irresistible

La casa de las flores se ambienta en un barrio rico (o colonia) de México DF donde vive la familia De la Mora, propietaria de una de las floristerías más populares de la ciudad. La misma en la que tiene lugar un suicidio en el primer capítulo que destapa, a modo de efecto dominó, los secretos de una familia en la que nada es lo que parece. Situaciones a caballo entre lo absurdo y lo paródico que te mantendrán enganchado capítulo tras capítulo gracias, especialmente, al peso de unos personajes bien trabajados y unos secundarios aún mejores.

El culebrón 2.0

Durante los últimos años, diversas series han apostado por transformar el culebrón tradicional desde nuevos enfoques: desde la famosa Mujeres desesperadas de la ABC hasta la más reciente Jane the virgin, una parodia de las telenovelas, incluyendo a esta La casa de las flores, serie que apuesta por sumar misterio, parodia y denuncia al culebrón de toda la vida. De hecho, la misma cuenta con actores del género como la gran Verónica Castro, protagonista de Los ricos también lloran, en el papel de la gran Virginia de la Mora.

Capítulos cortos

Uno de los factores determinantes que incitan a devorar un capítulo tras otro de La casa de las flores es su duración. 13 capítulos de tan solo 32 minutos que se pasan en un suspiro.

Relacionado:   Las mejores series españolas según FilmAffinity

Una serie inclusiva

Otro de los aspectos por los que La casa de las flores ha trascendido más allá del culebrón o de serie Netflix es por sus sutiles intenciones. A lo largo de la serie, sus personajes se ven sometidos a situaciones en los que aspectos como la tolerancia con el colectivo LGBTI (desde la homosexual a la transexualidad), el feminismo o el racismo son abordados de forma espontánea, incitando a liberarse de los prejuicios sin que las intenciones desentonen en la historia.

Paulina de la Mora

Cada uno de los personajes de La casa es flores es único, pero si tenemos que destacar a uno, ese es sin duda Paulina de la Mora. Interpretada por Cecilia Suárez, Paulina se ha convertido ya en uno de los hitos televisivos de este año gracias a su capacidad para hablar vocalizando quizás demasiado. De hecho, a los pocos días del estreno de la serie se promovió en Twitter el #PaulinaDeLaMoraChallenge, mediante el cual los seguidores de la serie debían hablar como la famosa hija mayor del clan De la Mora. Im-pres-cin-di-ble.

Su banda sonora

En el mundo existen dos tipos de serie: aquellas en las que la banda sonora es un componente importante y aquellas que no. En el caso de la serie mexicana, La casa de las flores supone un revival del petardeo musical de ambos lados del Atlántico gracias, en parte, a esa otra “Casa de las Flores” convertida en un burdel donde imitadoras de Gloria Trevi, Paulina Rubio o Alaska nos redescubren algunos de grandes hits para darlo todo.

¿Ya has visto La casa de las flores?