Experimenta la nostalgia con estas series míticas de los 90

Friends

Si existe una serie de los 90, o incluso de la historia, esa es Friends. Emitida entre 1994 y 2004, las historias de Rachel (Jennifer Aniston), Monica (Courteney Cox), Phoebe (Lisa Kudrow), Joey (Matt Leblanc), Ross (David Schwimmer) y Chandler (Matthew Perry), seis amigos que compartían apartamentos en Nueva York, se convirtieron para siempre en la mejor excusa para reír durante cada nuevo capítulo para terminar sonriendo. Sin duda, una de las series míticas de los 90.

Expediente X

Estrenada en 1993, Expediente X llegó para cambiar el mundo de la televisión a través de los casos paranormales, o “Expedientes X”, investigados por los agentes del FBI Fox Mulder (David Duchovny) y Dana Scully (Gillian Anderson). Una sucesión de teorías, conspiraciones, ovnis y misteriosos personajes que reconcilió al espectador con lo desconocido, dando como resultado un impacto en la cultura popular traducido en dos película y una iconografía única.

Los Simpsons

La que es una de las series más longevas de la historia comenzó su andadura en 1989 para consolidarse en unos años 90 en los que comer alrededor de la mesa en familia nunca volvió a ser lo mismo gracias a las desventuras de la familia más famosa de Springfield, sus corrosivas historias, sus gags o referencias a una cultura popular que reconocimos en palabras de Homer, el rebelde Bart o la cándida Lisa. Todo un icono de la televisión y, por supuesto, una de las series míticas de los 90.

Sexo en Nueva York

Hasta 1998, ninguna serie de televisión había mostrado a un grupo de amigas independientes sin pelos en la lengua a la hora de abordar temas como el sexo o la liberación femenina sin tapujos. Quizás este fuese el motivo por el que Sexo en Nueva York cambió todo para siempre gracias a las historias de cuatro mujeres solteras tan diferentes y entrañables como eran Carrie (Sarah Jessica Parker), Samantha (Kim Cattrall), Miranda (Cynthia Nixon) y Charlotte (Kristin Davis). Tal fue el éxito de la serie, que la misma dio pie a dos películas y una serie precuela que no alcanzó el éxito de su predecesora.

Relacionado:   Vuelve Orange is the new black

El príncipe de Bel Air

Emitida entre 1990 y 1996, El príncipe de Bel Air es posiblemente la serie con mejor buen rollo de los 90 y culpable del éxito que el astro Will Smith alcanzaría años después gracias al papel de Will, el chico que abandonó Filadelfia para mudarse con sus tíos al exclusivo barrio de Bel Air, en Los Ángeles, para poner patas arriba su existencia entre graffitis y canciones hip hop. Un clásico.

Twin Peaks

A pesar de sus únicas dos temporadas, Twin Peaks se convirtió en todo un fenómeno televisivo durante la emisión de sus 29 capítulos entre 1990 y 1991. Construida en torno al brutal asesinato de Laura Palmer investigado por el agente del FBI Dale Cooper (Kyle MacLachlan), Twin Peaks tenía mucho del toque de David Lynch, director que trasladó su propio universo cinematográfico a la pequeña pantalla para convertir esta en una de las mejores series de la historia.

¿Con cuál de estas series míticas de los 90 te quedas?