Todas las series de médicos que no querrás perderte

Las series de médicos tienen algo que siempre nos enganchan, ya sea por esas historias de amor fraguadas entre quirófanos o la capacidad de convertir una enfermedad en la mejor excusa para el suspense. ¿Quieres conocer las mejores series de médicos dignas de la mejor maratón para el próximo fin de semana?

Anatomía de Grey

Con quince temporadas a sus espaldas (recordemos que su emisión comenzó en 2005), Anatomía de Grey no solo se ha convertido en una de las series más longevas de la historia, sino también en una de las mejores series de médicos. Las intrigas del famoso hospital Seattle Grace, sus historias de amor, sus casos clínicos o sus dramas personales encabezados por la Dra. Meredith Grey, el Dr Alex Karev o la Dra. Cristina Yang entre otros. Una serie creada por Shonda Rhimes, quien recién llegaba de la no menos exitosa Ally McBeal y que a lo largo de estos catorce años también han servido para lanzar al estrellato a actores como Ellen Pompeo, Patrick Dempsey, Katherine Heigl o Sandra Oh.

Urgencias

Anatomía de Grey le debe mucho a Urgencias, ese espacio que afianzó el camino para las series de médicos desde su estreno en 1994. Creado por el afamado escritor Michael Crichton, artífice de best-sellers posteriormente adaptados como Jurassic Park, Urgencias seguía los pasos de los empleados del Servicio de Urgencias del Hospital County General de Chicago a lo largo de 331 episodios repartidos en 15 temporadas emitidas a lo largo de otros 15 años. Un clásico de la pequeña pantalla que en su momento llegó a hacerse con hasta 20 premios Emmy (de 124 nominaciones, el mayor número que una serie ha ostentado) además de convertirse en la mejor plataforma para actores como Goran Visnjic, Anthony Edwards, Julianna Margulies, Maura Tierney pero, especialmente, un George Clooney cuyo papel del Dr. Doug Ross cambiaría para siempre su proyección en el mundo del cine.

House

Tras su estreno en 2004, House se convirtió en todo un fenómeno televisivo al dejar en un segundo planos las tramas personales de sus protagonistas para centrarse en un compendio de situaciones clínicas que durante cada capítulo mantenía en vilo al espectador. Un pequeño clásico que contó con hasta 8 temporadas en las que el gran protagonista era, sin duda, ese Dr. House interpretado por un soberbio Hugh Laurie cuya inteligencia y profesionalidad lidiaban con un carácter sarcástico que despertaría una extraña admiración por parte de un espectador al que la serie desafiaba en un nuevo capítulo. Sin duda, una de las mejores series de médicos de la historia.

The good doctor

Basada en una serie surcoreana de mismo nombre estrenada en 2013, The good doctor llegaba a la cadena ABC cuatro años después para sumarse a esa selecta lista de mejores series de médicos. También creada por David Shore, artífice de la mencionada House, The good doctor sigue los pasos de Shaun Murphy, un joven cirujano que padece el síndrome de Savant, un tipo de autismo. Un personaje complejo contratado para trabajar en la unidad pediátrica del hospital del pueblo en el que se crió y donde tuvo una difícil infancia. Una serie que debe mucho a un talentoso Freddie Highmore, acostumbrado a interpretar personajes atormentados como el joven Norman Bates de Bates Motel, y que en esta serie se convierte en la gran estrella, siendo nominada al Globo de Oro a Mejor Actor de Drama en 2018.

Relacionado:   Top 10 de las mejores series estrenadas en 2018 según FilmAffinity

Nip/Tuck

Subtitulada como “A golpe de bisturí” en nuestro país, Nip/Tuck fue uno de los primeros éxitos del afamado creador de American Horror Story, Ryan Murphy. Un drama médico protagonizado por Dylan Walsh y Juan MacMahon en los papeles de Sean y Christian, dos cirujanos plásticos que trabajan en Miami, una ciudad elitista que se convierte en el mejor marco para todas esas intrigas, dramas y subtramas que completan una serie redonda, tan fascinante como peculiar. Nip/Tuck se emitió entre 2003 y 2010 a lo largo de seis temporadas, ganando el Globo de Oro a la Mejor Serie de Drama en 2004 frente a la gran favorita de los premios por aquella época: la mítica Los Soprano. Una pequeña joya a revisionar.

Hospital Central

Si bien el paso del tiempo no ha terminado haciéndole la justicia que se merecía, Hospital Central es sin duda las series de médicos referentes de nuestro país. Cantera de una generación de actores que se dieron a conocer en esta serie emitida entre los años 2000 y 2012 a lo largo de 20 temporadas y hasta 300 episodios, la misma cuenta las diferentes historias del Hospital Central de Madrid. Un centro ficticio creado a propósito para una serie que nos desveló las muchas historias de los personajes interpretados por Jordi Rebellón, Alicia Borrachero o Antonio Zabálburu, protagonistas indiscutibles de este clásico médico de nuestras parrillas televisivas.

The knick

Curiosa y fascinante, The knick es una serie que a pesar de contar con tan solo dos temporadas emitidas en 2014 y 2015, ha terminado consolidándose como una de las mejores series de médicos de los últimos años. Fraguada por cineastas de prestigio como Steven Soderbergh, la serie narra a lo largo de 20 episodios las situaciones en las que se ve envuelto el cirujano Dr. John W. Tackery, un profesional adicto a la cocaína que a principios del siglo XX se atreve a abordar diferentes casos clínicos burlando la ética de una época en la que todavía no existían los antibióticos. Una interesante propuesta donde temas como el racismo, las drogas o la medicina se entremezclan dando como resultado una serie única en la que, especialmente, destaca la soberbia interpretación de Clive Owen como el famoso cirujano.

¿Con cuál de estas mejores series para médicos te quedas?