Prepara un San Valentín cinéfilo con las mejores películas románticas

El próximo 14 de febrero, dedicaos el tiempo necesario, encended las velas, abrid el champán y disponeos a disfrutar de estas mejores películas románticas de la historia.

Call me by your name

Basada en la novela homónima de André Aciman, Call me by your name fue estrenada en 2017 convirtiéndose en un clásico instantáneo. Una cinta que aborda la relación amorosa entre Elio, hijo de un matrimonio de historiadores, y el nuevo asistente de su padre, Oliver, más mayor que él. Protagonizada por Armie Hammer y Timothée Chalamet, Call be by your name encuentra en su ambientación en el norte de Italia y su tensión romántica dos de las mejores bazas de la que es una de las mejores películas románticas de los últimos años.

La La Land

Cuando la fiebre de los musicales parecía dormida, Damien Chazelle, quien venía de filmar un peliculón como Whiplash, se atrevió con la historia de amor de Mia (Emma Stone), una aspirante actriz, y Sebastian (Ryan Gosling), un cantante de jazz que busca tener su propio club. Una de las cintas más icónicas que nos ha regalado esta década supone un paseo por una ciudad de Los Ángeles idealizada a ritmo de canciones, encuentros y oportunidades que conducen hacia uno de los finales más poderosos del cine reciente.

Titanic

Clásica, sí, pero ¿quién no puede resistirse a Titanic? La película más taquillera de la historia hasta la llegada de Avatar, curiosamente filmada por el mismo James Cameron, supuso todo un fenómeno tras su estreno en 1997. La historia de Jack y Rose, aquellos dos amantes de clases sociales diferentes unidos por el trasatlántico hundido en el océano en 1912 no solo sirvió para lanzar al estrellato a Leonardo DiCaprio y Kate Winslet, sino para igualar a Ben-Hur como cinta más oscarizada de la historia al arrasar con 11 estatuillas.

Pretty Woman

Otro clásico contemporáneo que nunca nos cansamos de ver fue estrenado en 1990 y sirvió para consolidar a Julia Roberts como una de las grandes estrellas del cine de los 90. Adaptación contemporánea de La Cenicienta, Pretty Woman sigue los pasos de Vivian, una prostituta de Hollywood Boulevard y su relación con Edward, un hombre de negocios interpretado por Richard Gere. Para la historia quedarán aquella fresas con champagne o la jornada de compras perfecta a ritmo de la no menos icónica canción que da nombre a la película.

Casablanca

Estrenada en 1940, uno de los grandes clásicos del cine continúa inspirando a los amantes del séptimo arte confirmando su condición de cinta atemporal e icónica. Ambientada en una ciudad marroquí de Casablanca a la que varios europeos llegan huyendo de la Segunda Guerra Mundial, Casablanca vuelve a unir a dos viejos amantes, Rick (Humphrey Bogart) e Ilsa (Ingrid Bergman) en un escenario efímero que ya advierte de un final memorable. No solo una de las grandes cintas de la historia, sino una de las películas románticas más recomendables para este mes de febrero.

Cuando Harry encontró a Sally

La comedia romántica contemporánea debe mucho a esta cinta estrenada en 1989 que daría a conocer mundialmente a Billy Crystal y Meg Ryan. Un análisis de las relaciones de amistad entre hombres y mujeres que ahonda en una posibilidad romántica que se confirma a medida que la película avanza. Para la historia quedarán aquellos largos paseos por un Central Park otoñal pero, especialmente, la escena de Ryan simulando un orgasmo en una cafetería que ya forma parte de cualquier ruta cinéfila por la ciudad de Nueva York.

Relacionado:   Ted Kennedy y Johnny English en la cartelera de la semana

El diario de Noah

Estrenada en 2004, la cinta que lanzaría a Rachel McAdams y Ryan Gosling al panorama cinematográfico no tuvo en su momento la acogida esperada, si bien con el tiempo se ha confirmado como un clásico romántico a perdurar. Una historia que comienza con los recuerdos borrosos de una mujer con Alzheimer a quien un visitante recuerda aquel verano en el que dos jóvenes de clases sociales diferentes debieron retar las normas establecidas para continuar juntos a pesar de las adversidades. Sin duda, una de las mejores películas románticas para este San Valentín.

Antes del amanecer

Primera entrega de una trilogía estrenada a lo largo de diez años, Antes del amanecer narra el casual encuentro del estadounidense Jesse (Ethan Hawke) y la francesa Céline (Julie Delpy), dos jóvenes que se conocen a bordo de un Interrail y deciden hacer una escala de una noche en la mágica ciudad de Viena. Un pequeño clásico ideal para parejas viajeras que aún no han encontrado su cinta romántica definitiva.

Deseando amar

Ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cannes, Deseando amar consolidó la trayectoria de un por entonces desconocido director hongkonés llamado Wong Kar-Wai con una extrema sensibilidad para narrar historias poderosas partiendo de aliados sencillos. Y es que la historia de Chow Ho-Wan y Su Lizhen, dos personas abandonadas por sus parejas en el Hong Kong de 1962 es una oda al amor, a las charlas de bar amenizadas por canciones de Nat King Cole y un cierto misticismo poético que te atrapa y nunca vuelve a soltarte. Una de esas películas románticas que debes ver al menos una vez en la vida.

Annie Hall

La cinta que daría a conocer a Woody Allen y Diane Keaton es una radiografía de las relaciones modernas: aquellas que comienzan con pasión pero a las que la incompatibilidad puede jugar una mala pasada. Este es el caso de Alby Singer, un comediante de Manhattan, y Annie Hall, una aspirante a actriz que además de imponer nuevas tendencias a finales de los años 70 supuso el primer Óscar para una irresistible Keaton.

El apartamento

Estrenada en 1960, una de las grandes obras de Billy Wilder apostaba por un blanco y negro que encajaba a las mil maravillas con la nostalgia y aburrimiento de su protagonista, un Jack Lemmon cuyo personaje, Bud, representa a todo “pagafantas” enamorado de la mujer perfecta, en este caso la novia de un jefe interpretada por Shirley McLaine. Inolvidable, sin duda.

¿Cuáles son tus películas románticas favoritas?