Por qué Black Panther es la primera película de superhéroes nominada a los Óscar

Tras convertirse en un éxito de taquilla y crítica a nivel mundial, Black Panther es ya la primera película de superhéroes nominada a los Óscar. Pero ¿se lo merece?

A principios de 2018 llegaba a las pantallas de todo el mundo Black Panther, adaptación del famoso cómic de Marvel protagonizado por T’Challa alias Black Panther, máximo dirigente del ficticio reino africano de Wakanda. La producción, firmada por Ryan Coogler, estaba protagonizada por Chadwick Boseman, Michael B.Jordan, Lupita Nyong’o, Danai Gurira o Forest Whitaker, todos ellos actores afroamericanos.

Tras el aluvión de buenas críticas recibidas días antes de su estreno, Black Panther inició una meteórica carrera en la taquilla hasta alzarse como la cinta más taquillera del año en Estados Unidos con 700 millones de dólares recaudados. Una marca que llegó a superar a otras cintas como Avengers: Infinity War, Los Increíbles 2 o Jurassic World 2. Además, la película consiguió recaudar 1375 millones de dólares a nivel mundial, convirtiéndose en todo un triunfo.

Una cinta redonda que ha conseguido diversos triunfos pero de la que nadie esperaba sus 7 nominaciones a los premios Óscar 2019 anunciados hace apenas unas horas, siendo Black Panther la primera película de superhéroes nominada al Óscar a Mejor Película.

Una sorpresa que se apoya en estos siguientes motivos por los que Black Panther es la primera película de superhéroes nominada a los Óscar.

Una oportunidad para el cine comercial

Las audiencias de la gala de los Óscar 2018 fueron unas de las más bajas de su historia, motivo que llevó a los directivos de la Academia a plantearse nuevos cambios en la gala. Una de las opciones, fue la de inaugurar una categoría a Mejor Película Comercial, un híbrido entre calidad crítica y éxito en taquilla que atrajese a los mismos espectadores que acuden en masa al cine para ver cintas como Avengers, Venom o Jurassic World 2. Una propuesta que se vio anulada a las pocas semanas del lanzamiento de la noticia, siendo Black Panther o incluso la también nominada Bohemian Rhapsody (todo un éxito de taquilla) las posibles representantes de ese sueño frustrado.

El primer superhéroe afroamericano

El género de superhéroes en el cine se convirtió, al igual que con otras temáticas, en uno dominado por los blancos, dejando escasas oportunidades para las minorías afroamericanas. En un mundo de Hollywood cada vez más inclusivo, Black Panther ha supuesto un cambio de rumbo sumando a su lista de héroes la presencia de T’Challa, un Avenger de color cuya nominación al Óscar bien podría representar la valentía de apostar por el cambio en este tipo de películas.

La era Trump

Tras el estreno de Black Panther fueron muchos los que vieron una cierta metáfora respecto a la actual era de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. Wakanda es un reino que apuesta por la supremacía en contra del robo de los derechos, el patrimonio o la cultura de África, una oda que en plena época del #BlackLivesMatter se torna tan necesaria como novedosa. Sabemos que los Óscar, en más de una ocasión, se han dejado engatusar por el clamor popular en función de una determinada era política o suceso, con ejemplos como el galardón a Once años de esclavitud en 2014, año de mandato de Barack Obama y candidata afroamericana en un año en el que diferentes sindicatos protestaron por la ausencia de cineastas de color en las quinielas.

Relacionado:   Superlópez aterriza en la Cartelera de la semana

Algo similar a lo que sucedido con Moonlight en 2017 a los pocos días de la entrada de Donald Trump en la presidencia. Black Panther, al igual que Roma de Alfonso Cuarón, una de las favoritas con 10 nominaciones al Óscar, supone un cierto reto en una época en la que las minorías, desde la afroamericana hasta la mixteca, claman por la justicia y la igualdad.

Calidad

Si bien todos estos aspectos anteriormente comentados se basan en suposiciones y rumorología popular, no podemos negar que Black Panther cumple con el requisito más indispensable a la hora de colarse en las quinielas al Óscar: calidad. La cinta de Ryan Coogler es una epopeya en la que la perfecta combinación de acción, drama, romance e incluso comedia dan como resultado una película totalmente válida a la hora de de optar a los premios de la Academia.

Nuevos cambios

Los premios Óscar siempre han sido tildados de predecibles, especialmente cuando otras películas de gran factura quedaban renegadas a meros éxitos de taquilla. Si no, que se lo digan a cintas como La bella y la bestia o Wall-E, únicas película de animación nominadas como Mejor Película en su año de estreno, o incluso la mencionada Roma, otro hito al tratarse de la película filmada en mexicano con más nominaciones al Óscar de la historia. Los nuevos tiempos incitan a promover cambios en unos premios tan importantes en los que la variedad o el justo reconocimiento deberían primar por encima del resto de requisitos.

El próximo 24 de febrero comprobaremos cuántos premios consigue Black Panther en los Óscar. Una cita en la que seremos testigos de una gala en la que prima, por encima de todo, un heterogéneo panel de nominaciones entre la que encontramos a Roma y La favorita con 10 nominaciones a los premios o una Black Panther que con sus 7 nominaciones representa el arma más potente desde el corazón de la industria y, por qué no, desde un mundo que encuentra en el cine el mejor reflejo de unos cambios más que necesarios.

¿Te gustaría que Black Panther ganase el Óscar a Mejor Película en la próxima edición de los premios del cine?